Aminoácidos y el deporte

En la mayoría de los casos, a medida que el deportista aficionado adquiere un ritmo de trabajo cada vez mayor, se encuentra con ciertas necesidades nutricionales, de las que toma conciencia a través del cansancio o el bajo rendimiento. En otras ocasiones, esta necesidad se manifiesta en el deseo de aumentar la efectividad del entrenamiento y en la elevación de los objetivos deportivos. Más allá de todo esto, es innegable que a partir de ciertas etapas deportivas (con necesidades específicas de calidad muscular, fuerza, potencia y resistencia) resulta imprescindible contar con elementos que suplementen la dieta alimenticia.

 

Aquí es donde entran en juego los suplementos con aminoácidos, una sustancia de suma importancia, no sólo para deportistas, sino para cualquier ser humano. Compuestos por un grupo amino y un grupo carboxílico, son el componente fundamental en la estructura de todas las proteínas, determinando la tipología y características de éstas.

Dentro del ámbito deportivo, resulta bastante común encontrar personas que registran niveles de aminoácidos escasos o insuficientes, sobretodo en cuanto a aminoácidos esenciales (aquellos que el cuerpo adquiere exclusivamente a partir de proteínas ingeridas oralmente). Esta situación se puede producir por distintos factores, entre los que podemos citar una dieta sumamente estricta pero mal diseñada, el consumo de alimentos de mala calidad e inclusive, la ingesta de una cantidad adecuada de proteínas, pero reducida a una dosis única, por lo que se excede la capacidad de asimilación que posee el cuerpo humano (no más de 25 gramos de proteína por dosis) y gran cantidad de aminoácidos terminan eliminados a través de la orina.

Entre las propiedades de los aminoácidos, podemos destacar su relevancia en:

  • Síntesis de las proteínas enzimáticas activas
  • Síntesis de inmunoproteínas.
  • Síntesis de proteínas estructurales: colágeno, elastina, fibras musculares contráctiles.
  • Síntesis de proteínas de transporte: ferritina, ceruloplasmina, lipoproteínas, y también albúmina, que además se encarga de mantener la presión osmótica de la sangre.
  • Síntesis de hormonas: insulina, catecolamina, serotonina, hormona de crecimiento, entre otras.
  • Síntesis de sustancias funcionales como el grupo hemo de la hemoglobina.
  • Funciones químicas especiales
  • Fuente de calorías en el metabolismo energético cuando otras fuentes energéticas son insuficientes.

En virtud de esto es que podemos afirmar la importancia capital de consumir suplementos de aminoácidos en cantidades adecuadas y de forma controlada, lo que proporcionará tejidos musculares más resistentes al cansancio, más capaces de explotar con potencia, más fuertes, más rápidos para recuperarse y más difíciles de lesionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *