Ginseng y Jalea Real

Conocida como “ginseng chino” o “panax ginseng”, es una planta oriental, cuyas raíces son muy utilizadas en varias terapias que integran la tradicional medicina china. Produce unas flores púrpuras de llamativo aspecto acompañadas de pequeños frutos. Las raíces tienen una consistencia tierna y carnosa, y muy ricas en principios activos. Aunque originalmente proviene de Asia (Corea, Japón, China y parte de Rusia), crece con facilidad en las zonas montañosas más frías de Estados Unidos y Canadá.

Entre sus propiedades más importantes destacan su capacidad de estimular el sistema nervioso y sus características como esteroide anabólico. Es muy común que el ginseng se consuma en forma de infusión  o extracto como paliativo para los efectos del stress y su eficacia está comprobada en el mejoramiento del metabolismo (glúcidos, lípidos y proteínas), la regulación de la presión arterial, el aumento de la capacidad de concentración, la eliminación del cansancio físico-mental, entre otras cualidades.

La utilización de suplementos que contienen ginseng produce en el sistema nervioso central un efecto contrario al de los depresores como los opiáceos, los barbitúricos y el alcohol. Y aunque se trata de un producto natural, debe administrarse responsablemente para evitar indeseables efectos secundarios como el insomnio.

La jalea real, por otra parte, es una sustancia de consistencia viscosa, con la cual las abejas obreras de una colmena alimentan a la abeja reina (de allí proviene su nombre). El estudio de sus características químicas a lo largo de los años ha hecho que muchos especialistas la consideren como uno de los más poderosos revitalizantes de la naturaleza. Reconstituyente, estimulante, agente antiarteroesclerótico, antifatiga y rejuvenecedor, la jalea real es un producto muy apreciado y requerido a nivel mundial.

Entre sus principales propiedades se cuenta la importante carga de vitaminas de tipo B (B1, B2, B6, B5 y B8), vitamina E, ácido fólico, albúminas y antibióticos. También posee minerales importantes para la salud como cobalto, silicio, cinc, hierro y calcio. La dosis adecuada debe ser supervisada por un especialista para evitar molestos efectos que pueden incluir leves arritmias o cefaleas.

Tanto el ginseng como la jalea real, se ubican entre los energizantes favoritos de origen natural, en especial por quienes llevan adelante actividades cotidianas de gran exigencia intelectual y/o física como deportistas, estudiantes, etc. Aunque su administración es segura, las dosis y la inclusión en la alimentación de los niños, deben ser consultadas previamente con un profesional de la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *