Beneficios de la Jalea Real

La jalea real es una sustancia nutritiva elaborada por las abejas con la cual alimentan exclusivamente a la abeja reina de la colmena. De consistencia viscosa, contiene una gran cantidad de nutrientes esenciales.

Desde el punto de vista químico, la jalea real está compuesta por un 60-70% de agua, combinada con azúcar, grasas y carbohidratos en proporciones similares. Es rica en aminoácidos, minerales, sales y vitaminas E y B (B1, B2, B6, B5 y B8).

Algunos de los efectos positivos que brinda al organismo la ingesta regular de jalea real son:

  • Reducción del colesterol
  • Prevención de afecciones articulares
  • Prevención de la esclerosis múltiple
  • Alivio de los síntomas menopáusicos
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico
  • Mejoría de afecciones asmáticas
  • Fortalecimiento de la fertilidad tanto masculina como femenina

 

Rica en oligoelementos y ácidos grasos insaturados, la jalea real ha demostrado ser eficaz en los tratamientos de diferentes afecciones de la piel como acné y psoriasis, patologías respiratorias e incluso puede detener la caída del cabello, por sus efectos tonificantes y estimulantes de la producción de glóbulos rojos. También se ha comprobado su efectividad en los tratamientos de recuperación de enfermedades del hígado y el páncreas y sus propiedades como acelerador del crecimiento.

 

La jalea real se comercializa en ampollas y debe conservarse a baja temperatura y en lugares preferentemente oscuros pues se trata de una sustancia inestable ante los cambios de temperatura y que disminuye sus propiedades si es expuesta a la luz.

Algunas fábricas de cosméticos han comenzado a utilizar la jalea real como sustituto de la miel en la fabricación de cremas reconstituyentes y humectantes por sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas.

Es preciso recordar que las personas alérgicas a los insectos, en particular a las abejas, no pueden ingerir jalea real. Las dosis recomendadas para el consumo regular de jalea real de manera segura van de 100 a los 400 miligramos, aunque siempre es conveniente consultar con un especialista antes de iniciar la ingesta de este excepcional aliado de la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *